Divino adoptado

A este mastín lo han dejado atado a un poste.

Tiene esta deformidad en las patas y ya poco se puede hacer.

Quien lo ha atado será su magífico dueño que jamás lo llevaría a un veterinario cuando nació y que ahora le sobra y lo ha abandonado.

Busca una familia que conozca lo que no ha tenido hasta ahora.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *