Flip y Flop pre-reservados

Ayer llegaron al albergue Flip y Flop en un estado lamentable, sobre todo Flop, tenía tantísimas rastas que no podía ni moverse casi.

Estuvimos cortárndole todo lo que pudimos para que pudiera respirar su piel y moverse, pero tiene que ir a un buen corte de pelo.

Ya nos estamos dejando de “sorprender” de  la bajeza humana, nos llegan casos de todo tipo.

En este caso creemos que hay alguién que lo hace reiteradamente, ya es la tercera vez que nos llega una pareja de perros pequeños en estado lamentable, llenos de rastas, con signos de desnutrición y de haber salido en su vida de un cuchitril, esperamos que pronto puedan dar con ellos y que caiga sobre ellos todo el peso de la justicia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *